“Todo lo antiguo se va derruendo; todo lo antiguo, que es lo que evoca el recuerdo grato de lo pasado y nos proporciona las emociones más íntimas en nuestras almas, toma el rumbo de desaparecer”

Don Amado Riverol, anciano marino, capitán de puertos y comandante militar del trozo de Orotava, que en un tiempo, llegó a ser alcalde del Puerto de la Cruz. (Del blog "Canarízame")

miércoles, 4 de julio de 2012

La laguna de Tenerife

por Melchor Padilla

Todos sabemos que la ciudad de La Laguna recibe su nombre del antiguo pequeño lago en cuyas orillas se fundó, pero pocos conocen dónde estuvo, cómo era y cómo sería la ciudad si aún existiera la laguna



Representación infográfica del lugar que ocuparía la laguna. Infografía de Guillermo Padilla

Todavía hoy a algún turista despistado que visita la ciudad y pregunta dónde está el antiguo lago, se le puede contestar con los versos de Quevedo que alguien parafraseó: "Buscas en La Laguna la laguna, ¡oh, peregrino! Y en La Laguna misma laguna no hallas…". Esa laguna ya no existe, pero sabemos por los documentos históricos cuáles fueron su ubicación y sus características.

Los aborígenes la llamaron Aguere (a-garaw: gran superficie de agua), pero la primera referencia histórica nos la da el ingeniero cremonés Leonardo Torriani, enviado por el rey Felipe II para analizar y mejorar en lo posible las fortificaciones de las islas Canarias. Escribió Descripción e historia del reino de las Islas Canarias (1588), una fuente fundamental en la que describe las islas, sus principales poblaciones y su historia, además de aportar datos y planos para sus fortificaciones.

En su obra aporta el primer plano de la ciudad en el que aparece el lago. Lo describe así:"Se forma por la reunión de las aguas de los montes circunvecinos, se llena por medio de un riachuelo que viene desde el norte, y se desagua por otro que corre en dirección del levante. Tiene poco fondo, y durante el verano a menudo se seca completamente. Es muy útil para el ganado que pasta en su alrededor, en número infinito. Para los que tiran el arcabuz es un verdadero deleite, por la diversidad de los pájaros y animales que viven en ella; tanto más, que está muy cerca de las casas, de modo que resulta útil y agradable, sin cansar y exigir mucho camino" Nos dice también que tenía poco fondo y que su perímetro era de unos 1880 metros (2700 pasos andantes)

El profesor Criado, de la Universidad de La Laguna, en su interesante Breve e incompleta historia del antiguo lago de la ciudad de San Cristóbal de La Laguna, publicada en 2002 y hasta ahora el trabajo más completo sobre el tema, establece la profundidad máxima del lago en torno a los 0,80 metros. A finales del siglo XVI, el viajero inglés Sir Edmund Scory nos dice que la ciudad "toma su nombre de un gran lago o pantano que tiene cerca, hacia el oeste, en el cual se hallan de ordinario gran número de pájaros de río de diferentes especies".




A partir del siglo XVII los distintos autores que la describen -Núñez de La Peña, Castillo o Glas- insisten ya en que se secaba en verano, por lo que debemos suponer que se trataría de un pantano o humedal cuyo volumen de agua dependería no de los aportes de los nacientes del monte de Las Mercedes, sino exclusivamente de las lluvias invernales.

Paulatinamente fue desapareciendo y en el plano del teniente coronel Amat de Tortosa, que copia en 1779 el marino francés M. le Chevalier Isle, ya no aparece ninguna superficie de agua.  No obstante, una menguada laguna aparece en 1814 en un mapa de Tenerife del científico alemán Leopold von Busch. En 1837, ingenieros militares drenan y nivelan el llano, lo que supone la desaparición de la laguna como tal.

Saber donde estuvo es todavía sencillo. Desde las montañas que circundan la ciudad se puede apreciar una mancha de vegetación que ocupa el lugar de nuestra laguna. Su perímetro viene marcado por las calles Silverio Alonso, Lucas Vega, Marcos Redondo, Paseo Oramas hasta el Estadio de La Manzanilla, Alfredo Kraus y Concepción Salazar hasta el Camino Largo. Una de las calles que iban a dar al lago, Rodríguez Moure, recibe todavía el nombre popular de calle Remojo, evidentemente por las inundaciones que provocaban las subidas de nivel del agua. La reconstrucción infográfica de más arriba nos permite situar la laguna en una fotografía aérea y cómo sería la ciudad si todavía existiese el lago.

La laguna ya no está, pero la naturaleza no se rinde fácilmente y, en muchas ocasiones, el agua ha vuelto a ocupar el espacio del que fue desalojada. Sólo en el siglo XX, en 1922, 1950 y en 1977, lluvias torrenciales ocasionaron que por unos pocos días, volviera del pasado el recuerdo del lago que dio nombre a la ciudad. Las obras emprendidas por el primer ayuntamiento de la democracia, que presidió el pintor Pedro González, sirvieron para sanear la red de evacuación de aguas por los barrancos de la ciudad, por lo que el peligro de inundaciones ha disminuido mucho. Pero la Naturaleza es persistente.

Nota de la redacción: el vecinoreportero autor de esta información expresa su agradecimiento a Adrián Alemán de Armas por facilitarle la fotografía de la inundación de La Laguna en 1977.

Publicado en loquepasaentenerife.com el 7 de abril de 2008

12 comentarios:

  1. Me encanta este artículo. Esperamos más como este, querido Melchor.
    Jorge García

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jorge. Espero seguir colgando cosas como esta o parecidas. Un abrazo

      Eliminar
  2. Miguel García Báez21 de julio de 2012, 20:52

    Hola Melchor....¡Que tiempos!.... Bueno , lo primero decirte que me gusta tu blog . Lo segundo que respecto a este artículo tengo la impresión de que la laguna estaba más hacia la carretera de Bajamar , pues siempre he escuchado que viniendo de Las Canteras, en la esquina del semáforo por la que te desvías hacia el Campo Hespérides , allí, había un embarcadero....Curiosamente hasta esa esquina llega el canal que se abrió estando Pedro González de alcalde para evitar inundaciones. Si esto se confirma , en los planos actuales , habría que agrandar la laguna hacia esa zona.
    Un abrazo y a ver si nos vemos
    Miguel García Báez

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Miguel! Me alegra mucho que te guste mi blog. Espero seguir manteniendo tu interés. En cuanto a lo que me dices de la laguna, me he limitado a marcar sobre una vista de satélite actual el perímetro que Torriani vio y dibujó a finales del XVI, pero su forma y tamaño debió variar mucho según los años y las lluvias caídas. Algunos no dudan en catalogarla de charca. Lo del embarcadero yo también lo he oído pero no he encontrado ningún documento en el que se diga su situación. Se dice que los frailes franciscanos del Cristo cruzaban hasta su otro convento, el de San Diego del Monte en barca, pero no sé. Si encuentro algo más lo pondré.
      Un abrazoy, de verdad, aver si nos vemos.

      Eliminar
  3. Muy bueno Melchor, no conocía tu página y mira por donde buscando cosas relacionadas con salvamentos, riadas, agua, naufragios me quedé en La Laguna. Una buena forma de situar a nuestros visitantes es llevarlos a la maqueta de Santo Domingo. Torriani realizó un buen trabajo para situarnos en la época. Dejamos nuestra imaginación volar y vemos a los frailes de San Diego en lanchitas... Un abrazo y a ver si encuentro al dibujante jejeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu amable comentario, Margarita. Tienes razón con lo de la maqueta de Santo Domingo; llevé muchos años a mis alumnos antes de empezar los recorridos por La Laguna. Y, sí, dejemos volar la imaginación e imaginemos los dos muellitos de la laguna de Aguere con los franciscanos yendo y viniendo de un lado a otro. Un abrazo.

      Eliminar
  4. HOLA! QUE HISTORIAS TAN FANTÁSTICAS. DESDE SIEMPRE ESCUCHE LAS HISTORIAS DE LA LAGUNA, EN LA QUE LOS MONJES PODÍAN IR DESDE LAS INMEDIACIONES DE SAN DIEGO HASTA LAS DE SAN ROQUE EN BARCA. ESO NOS DECÍA EL PROFESOR CUANDO ÉRAMOS NIÑOS. EN ESE DIBUJO ES MAS PEQUEÑA QUE LA DE MI IMAGINACIÓN. EN CUALQUIER CASO Y COMO DICES CAMBIARÍA BASTANTE CADA AÑO. POR CIERTO, MUY BUENA PÁGINA ME ENCANTA! SALUDOS

    ResponderEliminar
  5. Hola, perdonen mi ignorancia, pero me gustaría saber cuál fue el verdadero motivo por el cual hoy en día no existe la laguna. Hasta lo que tengo entendido solía secarse en verano por la ausencia de lluvias y que fue desapareciendo poco a poco, motivo por el cual fue drenada y tapada, hasta ahí todo bien, pero resulta que hoy estaba escuchando a una guía turística (pues trabajo en una tienda en la laguna) que comentaba algo así de que decidieron drenarla y secarla porque la gente lavaba la ropa ahí y se usaba para higiene personal y sus aguas acabaron convirtiéndose en algo parecido a aguas residuales y debido a los malos olores y demás se decidió cometer el crimen de exterminarla definitivamente.

    Yo no se hasta que punto la información que dió la guía es veraz y sinceramente he estado intentando encontrar más información por internet y no encuentro nada. Yo la verdad es que me quedé un poco con la mosca detrás de la oreja porque es la primera vez que escucho algo así y me molestaría mucho que la gente esté dando a los turistas información errónea sobre la historia de La Laguna y de Canarias en general.

    Alguien me podría dar más información?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad, Zorayma, el pequeño lago que da nombre a la ciudad empezó a secarse desde el siglo XVI debido a la desforestación. En años sucesivos la situación se fue agravando hasta que se decidió secarla. En este enlace te pondo un artículo con toda la historia de la laguna. Un saludo.
      http://www.ugr.es/~cuadgeo/docs/articulos/034/034-015.pdf

      Eliminar
  6. Buenos días, me gustaría obtener información sobre la que dicen que es la primera casa del Adelantado detrás de la Iglesia de La Concepción.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedes encontrar alguna información en http://eldia.es/laguna/2002-01-30/5-Casa-Adelantado-fue-punto-referencia-Villa-Arriba.htm

      Eliminar